Marketing AIT/ septiembre 29, 2020/ AIT, Recursos Humanos/ 0 comentarios

Muchos de los problemas que tiene una organización provienen de una mala contratación. Las personas que se eligen para ser parte del equipo influyen directamente en el rumbo y resultados de la empresa, por lo que se vuelve de vital importancia el proceso búsqueda y selección.

En muchos casos se decide primero el salario sin considerar el detalle del perfil, ni su valor en el mercado laboral. Sabemos que es difícil cambiar las viejas tácticas para contratar talento, sin embargo, te recomendamos primero identificar las necesidades de la empresa e irlas filtrando hacia el área y finalmente hacia la descripción del perfil.

Conseguir los resultados deseados se vuelve una tarea difícil cuando el talento que contratas no es el adecuado, por ello te compartimos los 10 puntos que te harán contratar lo que necesitas y no lo que te alcanza:

  1. Entiende por qué surge la posición: A partir de que evalúas la razón por la que surgió la posición, visualizarás y cuantificarás los parámetros de error que has tenido con tus pasadas contrataciones; esto te permitirá desarrollar estrategias de búsqueda específicas (reclutamiento interno o externo).
  2. Plantéate qué problemas resuelve esa posición: Cuestiona cuáles son tus afectaciones en el equipo, por ejemplo: fallas en el servicio, métricas no logradas o talento desgastado y contempla posibles caminos de solución, ya sean tecnológicos, de reestructura o reclutamiento. Recuerda tener presente el presupuesto anual que tienes asignado por departamento.  En muchas ocasiones la tecnología, el cambio de procesos o la reestructura organizacional pueden resolver tus problemas identificados. Ten presente que la contratación de personal implica un compromiso laboral y personal a largo plazo, así como la inversión de recursos, capacitación y confidencialidad.
  3. Define el alcance del perfil: Haz una lista del detalle de actividades, necesidades técnicas y plan de vida y carrera. Conocer estos rubros te ayudará a ubicar el nivel de conocimiento, años de experiencia y especialización en algún lenguaje técnico o de negocio.
  4. Cultura y ambiente: Conoce las normas escritas y no escritas de tu empresa, las cuales deben seguir los colaboradores para funcionar correctamente dentro de la organización. Pueden incluir: planes estratégicos como visión, misión, objetivos entre otros y aspectos de tipo administrativo y de recursos humanos.
  5. ¿Hacia dónde va tu empresa? Ubica los objetivos a corto, mediano y largo plazo de la empresa, una visión clara infunde forma y rumbo al futuro de la organización y ayuda a seleccionar perfiles que sirvan de impulso para alcanzar las metas de la empresa.
  6. Mapeo del mercado laboral: Consulta a los especialistas en el área de Recursos Humanos así como de tu industria. Contar con un mapeo vigente te da claridad en los rangos de sueldos, sector, ubicación, aptitudes y habilidades técnicas, las cuales te ayudan a alinear tu levantamiento de perfil con la oferta laboral y determinar si ciertos aspectos son indispensables o deseables.
  7. Proceso de selección: Ten una reunión con el equipo de reclutamiento para que ambas partes tengan la misma visión del perfil solicitado, publica en los diferentes medios de búsqueda la vacante con la información completamente desarrollada y concreta. Toma en cuenta la etapa de pre-filtro, esta te ayuda a optimizar tiempos y garantiza que los candidatos que seleccionas para entrevista son afines a tu búsqueda.
  8. Evalúa minuciosamente: Date el tiempo de preguntar y conocer las expectativas del candidato, tanto a nivel personal como profesional durante la entrevista. Esto te ayuda a conocer si el plan de carrera que determinaste concuerda con sus objetivos e incrementa el éxito de una relación a largo plazo.
  9. Claridad de los alcances inmediatos a cubrir: Compartir al candidato las principales metas que se tienen planeadas para la posición a corto, mediano y largo plazo, ayudará a visualizar al candidato tus expectativas y logrará ampliar la posibilidad de cumplirlas.
  10. Busca afinidad con las expectativas del candidato: Compartir visiones y metas profesionales y personales con el candidato brinda la oportunidad de construir equipos sólidos y duraderos.

En AIT conectamos excelentes personas con excelentes empresas, conoce nuestros servicios de Staffing y Headhunting Tecnológico y consolida tu área de sistemas.

www.ait.mx

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*